Almería

Spread the love

Algunos tienen fama de organizar las fiestas más alocadas de toda Almería. Me refiero a los cuatro pubs de ambiente que os recomiendo a continuación, y en los que no hace falta ser gay -aunque serlo ayuda- para apreciar los espectáculos de transformismo, el ambiente sano, las ganas de ligoteo o los atractivos singulares (léase jaulas para personas o veladores ibicencos) que esconden en su interior. Atentos los que creían que el cierre del viejo Dracena significaba una estocada mortal para gays y lesbianas de Almería.

1) BABILON: En la calle Soldado Español de la capital, detrás del cuartel de la Benemérita, se encuentra este templo de la fiesta y el cachondeo. Buenos precios, música variada y espectáculos semanales, como los de Finita Delgado, los streptease de modelos y las actuaciones estelares de la televisiva Nacha la Macha o Leticia Sabater. Más información, aquí.

heaven2

Interior del Heaven.

2) HEAVEN: Me dicen los entendidos, así como los que “entienden”, que el pub Heaven, de un tiempo a estar parte, está espectacular en cuanto a eventos lúdicos. El otro día pasaron por su escenario dos ex concursantes de Gran Hermano relacionadas con el mundo gay, como Amor y Carolina Sobe. También se dejan ver la ‘Pelopony’ o Chichi Terremoto. En la calle Blas Infante (Almería), te enamorarás de los veladores de estilo ibicenco sobre arena de playa. Fiestones en fin de semana. Más información aquí.

3) RAINMAN: Nos vamos hasta Vera, donde el pub Rainman es la referencia del ocio nocturno (sobre todo en verano) para el público más fiestero. Transformismo, streptease, shows de magia, monólogos, y un hostelero la mar de simpático son sus señas, así como las llamativas jaulas humanas, y su no menos curioso ‘cuarto oscuro’. Más información, aquí.

4) MILLENIUM: Y cerramos cambiando el Levante por el Poniente. En el centro comercial Neptuno (avenida Carlos III) y junto a la Sala Calíope, está el Millenium, que lleva varios años dando una lección de cómo animar las noches para un público de lo más exigente. Consta de cuarto oscuro, y a diferencia de los anteriores, su clientela más habitual son chicos (las chicas aquí son minoría). Espacioso y bien cuidado, abre de jueves a domingo a partir de las 22.00 horas.