Disminuye la caída del cabello y la calvicie con el injerto capilar

Spread the love

La alopecia o calvicie es un problema frecuente en aproximadamente el 60% de la población masculina. Generalmente se presenta como una pérdida de cabello en las zonas frontales a las que suelen llamar entradas y en la coronilla de la cabeza. Es por esto que muchos optan por realizar distintos procedimientos y tratamientos para tener una recuperación óptima de su cabello.

En el caso de aquellas personas en las que su cabello pierde densidad progresivamente, o a un ritmo de tiempo muy rápido, lo mejor es optar por un tratamiento quirúrgico, como el trasplante capilar. También es importante conocer cómo se realiza este procedimiento y qué lugares son apropiados para realizarlo. En Madrid, la clínica capilar MC360 ofrece un servicio completo y efectivo en microinjerto capilar con resultados satisfactorios para los pacientes.

Así, después del injerto capilar podrás volver a cortar tu cabello a tu gusto y preferencia. Sin embargo, debes tener cuidado con el corte de cabello después del trasplante capilar, ya que debe realizarse de manera cuidadosa y delicada. En Chueca, Madrid, se encuentran numerosas peluquerías con profesionales que conocen las medidas de seguridad para realizar estos cortes. Entre las más conocidas puedes encontrar el Espacio Chueca, Navarro Estilista y Maketube.

¿Qué es el injerto capilar?

Es una operación ambulatoria que consiste en extraer unidades foliculares que sean resistentes y densas de una zona en la que haya suficiente cabello, que generalmente suele ser de la parte posterior de la cabeza. Las unidades foliculares que se extraen se utilizan para implantarse en la zona de la cabeza que presenta calvicie.

El proceso se realiza con anestesia local y puede llevarse a cabo mediante dos técnicas:

Trasplante de unidades foliculares o FUT

También conocido como el método FUSS, consiste en extraer parte del cuero cabelludo de la zona posterior de la cabeza o nuca. Luego, se deben retirar cada uno de los folículos de la tira del cuero cabelludo para insertarlos en la zona donde se encuentra la alopecia. Este tipo de intervención deja una cicatriz visible y tiene un proceso posoperatorio más aparatoso, por lo que cada vez se utiliza menos.

Extracción de unidades foliculares o FUE

Se trata de un procedimiento más sencillo que a diferencia del FUSS, se debe afeitar la zona donadora de pelo para luego extraer los folículos pilosos de manera individual desde el cuero cabelludo. Posteriormente, se realiza el injerto capilar en la zona afectada realizando pequeñas perforaciones, pudiendo optarse por rapar también la zona receptora o por un injerto sin rapar.

Tiempo de recuperación y resultados

El injerto capilar en Madrid tiene muchas ventajas y una de ellas es que se encuentran las mejores clínicas como MC360 que prometen resultados efectivos en el tiempo esperado.

Generalmente la recuperación luego de la intervención quirúrgica es sencilla. Sin embargo, para notar los resultados y las mejoras de la alopecia, se debe esperar un tiempo estimado entre los 6 a 12 meses.

En primer lugar, el cuero cabelludo pasa por un proceso de cicatrización y cumplido alrededor de los dos meses se produce una caída del folículo que fue implantado. Es importante tener en cuenta que este es un proceso normal que debe suceder para que pueda producirse el crecimiento óptimo y saludable del nuevo cabello. En los próximos meses, el cabello entrará en una fase de crecimiento y fortalecimiento y ya para los 6 meses, podrás notar los cambios y resultados en tu cuero cabelludo. Los resultados finales son al año, aunque la zona de la coronilla puede extenderse hasta los 18 meses.

Con el tiempo, tu cabello crecerá saludable y fuerte, podrás teñirlo y cortarlo a tu gusto siempre y cuando el procedimiento se realice con productos y herramientas de calidad que no sean tóxicas para tu cabello.

Tratamientos de mantenimiento

Luego de la operación los profesionales deben hacer observaciones para conocer el progreso del trasplante y evaluar la efectividad de los resultados. También se puede mandar una medicación para fortalecer y densificar el crecimiento de los folículos y ralentizar la caída del cabello en otras zonas del cuero cabelludo. Los fármacos son el Finasteride y Minoxidil.

Sin embargo, algunas clínicas optan por realizar tratamientos como el presente en MC360, el Protocolo de Redensificación Capilar. Este tratamiento te permite fortalecer y frenar la caída del cabello sin la necesidad de tomar fármacos frecuentemente.

Se trata de un procedimiento basado en la biofotomodulación, pulso magnético y la fármacomesoterapia. Se requieren de unas 4 sesiones al año para observar los resultados y tener un mejor fortalecimiento del cuero cabelludo. Es un tratamiento recomendado no sólo para las personas que sufren de alopecia androgénica, sino que también es indicado para mejorar la salud capilar y evitar la miniaturización del cabello.


Source: SomosChueca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *