Las obras de Gran Vía sacan a la luz su pavimento original

Spread the love

Las obras en el barrio no dejan de sacar a la luz tesoros arqueológicos o restos del pasado histórico de la ciudad. Si los trabajos del Canal de Isabel II en la calle Fuencarral rescataban del olvido un viaje del agua de 1632 y los de la estación de Gran Vía los restos del pozo de ascensores de Antonio Palacios, ahora son los de las aceras de la Gran Vía los que dejan al descubierto una nueva joya: el pavimento de adoquines original.

Según detalla Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP), se trata de adoquines de granito que se instalaron en la calzada de la Gran Vía entre 1910 y 1920 y que se han conservado prácticamente intactos en la esquina de Gran Vía con C/ Alcalá, justo a los pies del edificio Metrópolis. “El estado extraordinario de conservación de este suelo y su magnífica ejecución material harían posible su permanencia y recuperación”, apuntan desde MCyP.

Por su valor histórico y su calidad, consideran que es una oportunidad inmejorable de que la ciudad recupere esta parte de su pasado para el disfrute de turistas y habitantes de Madrid. Para ello piden a los responsables municipales que replanteen el proyecto e incorporen este solado al entorno de la futura Gran Vía.

Más información:

El pavimento original de Gran Vía merece quedarse


Source: SomosChueca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *