Reparaciones de fontanería durante el estado de emergencia

Spread the love

España vive en un estado de alarma decretado por el gobierno que obliga a los ciudadanos a estar confinados en casa y esto puede generar muchas dudas. Cualquier avería se convierte en un problema y muchas de ellas son fundamentales para el normal funcionamiento de una casa.

Las reparaciones son posibles

El real decreto que establece el estado de alarma dicta que las autoridades deben velar y adoptar las medidas necesarias para que todos los ciudadanos tienen garantizado el suministro de servicios tales como energía eléctrica, gas o agua, de manera que tenemos derecho a todas aquellas reparaciones que sean necesarias en nuestro hogar para el normal funcionamiento de estos suministros.

Eso sí, el prestar el servicio queda en manos del profesional. La mayoría de fontaneros en Fuenlabrada deben velar por este buen funcionamiento y criban la averías críticas en cualquier hogar, de aquellas que no lo son, incluso dando asesoramiento de cómo solucionar las averías menos urgentes.

Así, la mecánica es la siguiente: llamando a fontaneros en Getafe nos solicitarán información completa sobre la avería. Es posible que, si es un atasco, nos pregunten si disponemos de otro desagüe o bajante que podamos utilizar en sustitución del atascado. Los trabajos no prioritarios pueden esperar y el profesional se centrará en si el consumidor tiene o no otras alternativas para un grifo averiado o a un desagüe que no funciona.

Protocolo para reparaciones del hogar

Tienes que saber que se ha establecido un protocolo para cuando tenemos que llevar a cabo una reparación en un hogar por parte de un fontanero Madrid centro, similar a cuando se asiste a una persona mayor, por ejemplo para llevarle la compra o cuando las empresas de mensajería entregan un paquete: hay que cumplir con una serie de medidas de seguridad que deben hacerse por la salud de todos.

No debes tocar al profesional, ni acercarte más de los dos metros de distancia. Se recomienda atender a esta persona con mascarilla y guantes; a la vez que exigir que esta persona también tome estas mismas medidas de seguridad. A ser posible, mantente todo lo alejado que puedas de esa persona. 

Además, es obligatorio abrir las ventanas de la casa mientras el profesional está trabajando, de manera que el hogar esté permanentemente ventilado durante la reparación. En el caso de estar trabajando en una habitación sin ventilación, es obligatorio que igualmente todas las ventanas estén abiertas.

Por último, deberemos ponernos a disposición de la empresa o del fontanero para facilitar nuestros datos completos para que pueda desplazarse a nuestro domicilio y que pueda hacerlo justificando que se desplaza por una urgencia en el hogar. De otro modo, si es parado por la autoridad y no puede justificarlo, no podrá acudir a ayudarnos y, además, puede ser multado.

Los servicios tienen garantía

Pese a trabajar en estas condiciones, los fontaneros, al igual que otros profesionales como los electricistas o los cerrajeros, están trabajando en estos momentos para solucionar todas las averías urgentes del hogar, eso sí, siguiendo estrictas medidas de seguridad.

Además, cualquier reparación que lleve a cabo fontaneros Móstoles tiene exactamente las mismas garantías que en una situación de normalidad. Como se ha dicho, los ciudadanos tienen derecho al normal funcionamiento de sus suministros durante este estado de alarma, por lo que, en el caso de que la reparación no haya solucionado el problema, deberemos reclamar para que la urgencia quede solucionada.

Profesionales de confianza

Para acabar con esta información, es importante también seguir una serie de consejos para evitar la picaresca. Algunos desalmados están aprovechando las complicadas circunstancias actuales para hacer su agosto. Y este gremio no es ajeno a este problema. Si ya, en circunstancias normales, personas poco profesionales tratan de aprovecharse de una situación de urgencia para cobrar precios imposibles, ahora esta situación se ha vuelto usual.

Así, si en nuestro hogar tenemos una avería de fontanería grave, lo recomendable es comentarlo con algún amigo o familiar que nos pueda recomendar a un buen profesional. En caso de no conseguir un contacto, es importante que, antes de que el profesional se desplace, hayamos aclarado un precio por el desplazamiento, la reparación y las horas de trabajo, lo más exacto posible. Una vez realizada la reparación, si el técnico no nos cobra un importe aproximado al que se nos dio, podemos negarnos a pagar y contactar con la empresa para explicar el problema o, incluso, llamar a la autoridad o denunciarlo.

En resumen, debemos valorar la gravedad de la avería y si tenemos alguna alternativa para no utilizar un grifo o fregadero y llamar para la reparación si es estrictamente necesario.


Source: SomosChueca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *